La lluvia de las perseidas, el espectáculo espacial más esperado del año, quedará opacada este 2022 por el brillo de la luna llena. Ver los meteoros será más difícil, pero no imposible.

La lluvia alcanzará su máximo el 12 y 13 de agosto, según la NASA. Los meteoritos empezarán a menguar los días siguientes y desaparecerán por completo para el 1 de septiembre.

El pico exacto será cerca de las 09:00 p.m. hora de Miami de la noche del viernes 12, pero ese no es el mejor momento para ver la esperada lluvia, según la Sociedad Estadounidense de Meteoritos,.

De hecho, las primeras horas de la noche son el peor momento para intentar observarlas porque el radiante —la dirección de la que parecen provenir los meteoros— se encuentra en la parte baja del cielo y la mayor parte del espectáculo sucede más allá del campo visual.

(De todas maneras, las que sí logres ver en ese horario son especiales porque rozan las regiones superiores de la atmósfera y duran más que las que se ven hacia la madrugada. Muchas de estas se verán bajo en el este u oeste, viajando de norte a sur).

Al acercarte a la media noche, cuando el radiante esté más alto, el pasaje de los meteoros durará décimas de segundos. A esas horas, la mayor parte de la actividad todavía sucede más allá de tu campo de visión.

La mejor hora, teóricamente, es justo antes del amanecer, cuando el radiante está en su punto más alto en el cielo oscuro, explica la institución estadounidense. De 03:00 a.m. a 04:00 a.m. sería el mejor momento, según el testimonio de observadores que recoge la institución, incluso mejor que la hora siguiente. Pero en esta valoración puede que también juegue el cansancio de quienes pasan toda la noche esperando poder visualizar los meteoros.

¿Hacia dónde dirigir la mirada, especialmente con la luna llena de por medio?


«Lamentablemente, el pico de las perseidas de este año será en las peores circunstancias posibles para los observadores», dijo Bill Cooke, astrónomo de la NASA. «La mayoría de nosotros en América del Norte normalmente veríamos 50 o 60 meteoros por hora», explicó, pero este año la cifra se reducirá a un rango de 10 a 20 «en el mejor de los casos».

Con el brillo de la luna interfiriendo, es aconsejable apuntar la mirada hacia la «mitad» del cielo, dice la Sociedad Estadounidense de Meteoros.

En otras palabras: no mires directamente hacia arriba, enfócate hacia una altura menor que es donde hay más actividad.

¿Es mejor mirar hacia el radiante o hacia la dirección inversa? Hay quienes prefieren la primera opción para ver cómo se mueven los meteoros en todas las direcciones. La desventaja es que son más cortos. Si miras en dirección contraria verás meteoros más largos.

Este año, varios observatorios unen fuerzas para hacer una transmisión online de la lluvia que puedes ver en la página skylights.tv.

¿Qué son las perseidas?


Durante 2.000 años, las perseidas han ofrecido un espectáculo centelleante, según la NASA. El cometa Swift-Tuttle orbita alrededor del Sol una vez cada 133 años, por lo que cada mes de agosto, la Tierra pasa a través del campo de escombros del cometa. El hielo y el polvo, acumulado durante más de 1.000 años, se queman en nuestra atmósfera para crear la lluvia de meteoros. Las perseidas muestran meteoritos más brillantes que cualquier otra lluvia de meteoros anual.

Los meteoros se pueden rastrear hasta la constelación de Perseo, de la cual obtienen su nombre. Los meteoros mismos viajan a 212.000 kilómetros por hora, lo que crea sus vívidos rayos de luz. Pueden alcanzar entre 1.600 y 5.500 grados Celsius durante esa lluvia.

El cometa mismo llegará extremadamente cerca a la Tierra en 2126.

Con información de Ashley Strickland.

Por Vicente Florian

Periodista egresado de la UASD, Maestrando en Tecnologías de la Información y Comunicación para Docentes (TIC), Historiador e Investigador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.