La muerte del actor afroamericano a los 43 años por un cáncer de cólon conmociona a Hollywood donde deja un legado en el que se involucró con causas sociales.

A la muerte nunca se le espera. Nunca se le ha querido recibir. Hay que espantarla cada día, pero a todos nos atrapará. En algún momento. Es ley de vida. Esa vida que se le ha escapado aChadwick Boseman con tan solo 43 años. Una edad en la que nadie debería cerrar los ojos.

Le sobreviven su esposa y un padre. No tuvo hijos, pero sí un intenso legado que ha traspasado la frontera del cine: se ha involucrado en películas comprometidas con mensajes políticos y sociales más allá de su papel en «Black Panther» («Pantera Negra», en español).

El actor interpretó a figuras históricas como el primer afroamericano en jugar en las Grandes Ligas de Béisbol, Jackie Robinson, en la película «42», y el músico funk James Brown en «Get on Up», considerado el «Rey del Soul».

Pero fue su aportación como el Rey T’Challa en el éxito de taquilla «Pantera Negra» la que más impacto ha tenido a nivel internacional. Su familia, de hecho, lo ha calificado como «el honor de su vida». La película fue un gran éxito de taquilla y fue vista como un momento decisivo para la representación en Hollywood de los actores afroamericanos.


Un orgullo para la comunidad negra. Porque era más que un simple actor. Era un defensor de las causas nobles. Un activista. Un guerrero por el bien común y la lucha por la igualdad racial. Comprometido hasta la médula, Boseman incluso participó en las protestas por la muerte de George Floyd a manos de un policía estadounidense en Los Ángeles (EE.UU.)

Su debut en el cine

Debutó en el cine en 2008 con «The Express», una cinta que relata la vida de Ernie Davis se convirtió en una leyenda del fútbol americano y en un firme luchador de los derechos civiles de los afroamericano. Interpretó el papel de Floyd Little, exjugador de los Broncos.

Continuó su andadura con «The Kill Hole» (2012), una película bélica donde ejercía del teniente Samuel Drake.
Pero, entre medias, obtuvo personajes de relevancia en series como «Lincoln Heights» (2008-2009) y «Persons Unknown» (2010) hasta que le llegó la oportunidad, en 2013, para ponerse en la piel de Jackie Robinson, el primer jugador negro en llegar a las ligas mayores de béisbol, con «42», que recibió buenas críticas.

Estuvo acompañado de un actor de renombre como Harrison Ford. « Draft Day » («Decisión final») fue, en 2014, la continuación de su filmografía. Dirigida por Ivan Reitman y protagonizada por Kevin Costner, Boseman interpretó a una joven promesa del fútbol americano.


Su buen sentir y capacidades artísticas para ponerse delante de la cámara le llevó a ponerse en la piel de una estrella mundial de camaleónico comportamiento como James Brown en su «biopic» titulado «Get on Up» (2014). No fue fácil.

A pesar de su fantástica y arrolladora interpretación, la cinta no cosechó buenos números en su estreno, aunque tuvo una destacada interpretación.


Luego llegaron «Dioses de Egipto» (2016) junto con Gerard Butler, y «Mensaje del rey» (2016) compartiendo reparto con Luke Evans, aunque también tuvo ocasión de ponerse en la piel, en «Marshall» (2017), de otra figura histórica como Thurgood Marshall, el primer juez afroamericano del Tribunal Supremo de Estados Unidos.

Todo se había alineado hasta que apareció en el horizonte un titán, Marvel, quien en seguida percibió el carisma de Boseman para expandir su universo.


La primera prueba de fuego fue en «Capitán América: Civil War» (2016) donde se convirtió, aunque de pasada, en T’Challa en su ascenso como rey de Wakanda, el mundo imaginario que posteriormente se recrearía a su favor en «Black Panther» (2018). Fue la primera cinta del Universo Cinematográfico de Marvel (MCU) con un negro como protagonista.


Fue una superproducción en donde se exhibía el orgullo negro. Lo bordó y se convirtió en una declaración de intenciones. Y se convirtió en un verdadero símbolo de los jóvenes afroamericanos. Sus gestos y su camaradería han servido incluso para popularizar como una causa noble su mensaje de «Wakanda forever», adelantándose a las reivindicaciones raciales de Black Lives Matter.

La película tuvo tal impacto que hizo historia al convertirse en la primera cinta del género de los superhéroes en ser nominada al Óscar a la mejor película .

También participó en la dupla de «Los Vengadores» entre 2018 y 2019, que ponía fin al universo de Marvel con «Infinity War » y « Endgame», dos de las películas más taquilleras de la historia. En los últimos tiempos participó en «21 Bridges» («Manhattan sin salida», 2019) y «Da 5 Floods: Hermanos de Armas » (2020), de Spike Lee. Un discurso antibelicista.

Por Redacción

sσmσs єspєcíαlístαs єn cσmunícαcíσ́n sσcíαl, єnfσcαdσs єn lα nαrrαcíσ́n dє hístσríαs єn sєntídσ gєnєrαl cσn un fín єducαtívσ є ínfσrmαtívσ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *